Que hacer después de tener sexo?

Sexo-sexualidad

Sinopsis: 

Piensa un instante… ¿Qué haces con tu pareja después del sexo? ¿Qué te gustaría decir o hacer?
Por naturaleza son dos personas quienes comparten un momento mediante el sexo. Más que tener sexo es una conexión entre ambos, más que placer es un escape de la realidad, sin embargo en cientos de relaciones después del sexo uno de los dos siente una extrema soledad.

El propósito de tener sexo es llevar es que ambos sean satisfechos, pero esto no puede ser si solamente uno de los dos alcanza el orgasmo. El orgasmo es una experiencia única e íntima, alcanzar el orgasmo es sinónimo de sentir el mayor placer que a menudo no se siente, es algo totalmente extravagante que desata emociones que muchas veces están inhibidas.

Pero que viene después de tener sexo? Que se debe de hacer? A donde tengo que ir? O que debo decir?
Son tantas interrogantes que inundan nuestra mente. Sin duda alguna la escena post sexo, sea cual haya sido el juego, orgasmo mediante o no, es otro de esos momentos de extrema individualidad donde lo ideal sería continuar con las caricias hasta retomar la actividad o despedirse hasta la próxima vuelta. Pero cada quien sabe qué suele suceder terminada la experiencia en cuestión. Por eso hacia énfasis en que es importante que ambos alcancen el orgasmo ya que no siempre suele suceder, por lo regular el único que alcanza el orgasmo es el hombre y la mujer se queda en el arranque.
Cuando esto sucede para el hombre es placentero pero para la mujer suele ser una molestia, esto por la actitud del hombre.


Desarrollo: 
Cuando una mujer no llega a un orgasmo se siente usada, manipulada y en algunas hasta sienten una violación. Independientemente de que sea su esposo o no, cuando una mujer no llega al orgasmo existe algo que está incompleto en su ser. Es como tener una buena cena y al final cuando están a punto de servirnos el postre nos mencionan que ya es tarde y que cerraran por lo que no le darán el postre. Si esa misma sensación puede sentir una mujer, siente que hace falta algo, que ella debería de tener el privilegio de comer el postre o mejor dicho de sentir un orgasmo, pero lamentablemente son pocos hombres quienes logran ver esto en el marco matrimonial.

Debemos tener en cuenta que el “silencio interior post sexo” suele actuar como un reforzador positivo o negativo de lo que acaba de pasar. A veces lo único que debemos de hacer es escuchar al otro, o quedarnos callados por un momento.

Entre los “NO”, es fundamental tener en cuenta el efecto que puede provocar el encender el televisor sin consentimiento del otro; así como buscar el celular de manera ansiosa, mandar mensajes o realizar llamadas, lo que puede ser tomado como un ofensa para el otro.

También no es recomendable aprovechar el momento para negociar algo en particular, como pasar facturas, pedir ropa o algo material. Es importante mencionar que a todos se nos dificulta manejar el momento post sexo.

Compártelo con tus amigos