Saltar al contenido

La diferencia entre rasgos de personalidad y tipos de personalidad

9 febrero, 2017
tipos de personalidad

Cuando se habla de tipos de personalidad en ocasiones se mal interpreta con rasgos de personalidad. Ambos son similares pero son diferentes.

En el caso de los tipos de personalidad, los mismos se han propuesto desde la antigüedad hasta los tiempos modernos. En la Grecia antigua, Hipócrates describió cuatro tipos básicos de temperamento: sanguíneo (optimista, esperanzado), melancólico (triste, deprimido), colérico (irascible) y flemático (apático). A partir de allí se ha creado el concepto de tipos de personalidad.

Cuando los clínicos clasifican a la gente dentro de una categoría diagnóstica, como esquizofrenia o trastorno de pánico, están utilizando las categorías diagnósticas como tipos de personalidad.

Carl Jung en el año 1971 distinguió entre introvertidos y extrovertidos describiendo asi tipos de personalidad.

Conforme las teorías de la personalidad se desarrollan, es posible que encontremos que los conceptos de tipos de personalidad sean útiles en cierto nivel de entendimiento, mientras que los conceptos de rasgos coexisten en otro nivel de entendimiento.

Muchas teorías de la personalidad sugieren tipos de personalidad que describen en categorías, principios, constructos y postulados fundamentados en sus propias investigaciones. Aunque no es sencillo describir un tipo de personalidad ya que esta influenciada por el aprendizaje, la cultura, el sexo, la edad y otros parametros que no permiten crear un modelo único de tipos de personalidad.

Rasgos de personalidad

Ahora bien, desde los rasgos de personalidad lo que observamos son los efectos más remotos de los tipos pero en forma de rasgos. No es que trate de ser controversial, más bien es que con frecuencia, la naturaleza se nos presenta con transiciones más graduales.

Por lo tanto, los investigadores de la personalidad prefieren por lo general las mediciones cuantitativas. Tales mediciones le dan a cada persona una calificación que puede variar desde muy baja hasta muy alta o alguna a la mitad. En cambio un rasgo de la personalidad es una característica que distingue a una persona de otra y que ocasiona que una persona se comporte de manera más o menos consecuente.

Los rasgos de personalidad son muy utilizados en las descripciones cotidianas de la personalidad, y muchos psicólogos los encuentran útiles también. En contraste con los tipos, los rasgos cubren un horizonte más estrecho del comportamiento. Los rasgos permiten una descripción más precisa de la personalidad que los tipos, ya que cada uno se refiere a un conjunto más enfocado de características. El hecho de que los rasgos puedan ser atribuidos a una persona en varios grados también hace a este concepto más preciso que los tipos.

Los investigadores con frecuencia encuentran que la medición cuantitativa de los rasgos de personalidad son más convenientes que una tipología de la personalidad, ya que todos los sujetos en un estudio de investigación pueden recibir una calificación en cada rasgo o factor de interés, puntajes que pueden variar desde muy bajos hasta muy altos y compararse.

Referencia: Cloninger, Susan C.”teorías de la personalidad” Pearson Educación, México, 2003.Pág 5

Compártelo con tus amigos