Relación entre la depresión y el suicidio

depresión y el suicidio

Entre la depresión y el suicido existe una relación muy estrecha. Un porcentaje muy alto de suicidios son consumados a causa de la depresión, por lo que la prevención del suicidio debe ser parte de un plan de tratamiento de la depresión.

De una manera comprensible se puede decir que la depresión y el suicidio van de la mano, por eso mismo expongo que la prevención del suicidio es una parte integral del tratamiento de la depresión.

Aunque tampoco descarto la idea de que “NO todas las personas que están deprimidas intentan conductas suicidas” pero si existe una mayoría que se suicidan lidiando con la depresión.

Paula Clayton Fundación Americana para la Prevención del Suicidio

“El noventa por ciento o más de las personas que se suicidan tienen un trastorno mental antes de la hora de su muerte”

“El sesenta por ciento tienen depresión mayor. El vínculo entre la depresión y el suicidio es fuerte”.

Las mujeres tienen el doble de probabilidades de experimentar depresión que los hombres, pero los hombres son cuatro veces más propensos a cometer suicidio. En general, los hombres que experimentan la depresión constituyen uno de los grupos de más alto riesgo para el suicidio, independientemente de la edad.

Depresión y suicidio (factores de riesgo)

Un factor de riesgo grave de suicidio es el abuso de alcohol o sustancias; aproximadamente una de cada cuatro personas que se suicidan tienen alcohol en su torrente sanguíneo en el momento de la muerte, según un estudio reciente. Otros factores de riesgo para el suicidio incluyen:

  • Los antecedentes familiares de suicidio
  • Enfermedad mental
  • Abuso de sustancias
  • Abuso sexual infantil
  • Aislamiento de los demás
  • Una pérdida significativa reciente, como un trabajo , una relación, o un ser querido
  • Una sensación de desesperanza
  • Fácil acceso a las armas, especialmente pistolas
  • Una tendencia hacia la agresión

Prevención de la depresión y suicidio

Dr. Clayton.

“La única forma de prevenir el suicidio es tener una, el éxito del tratamiento activo”

Los pasos para hacer frente a la depresión y la prevención del suicidio incluyen:

Entender la depresión: La depresión es un recurrente, enfermedad crónica tratable, pero también debe ser tomado en serio: “Los profesionales de la salud que tratan la depresión tienen que ser conscientes de que la enfermedad puede ser fatal.”

Tomar la medicación prescrita: Los antidepresivos son muy efectivos para ayudar a la gente a volver a la persona a la que fueron. La clave es que los siga tomando hasta que esté realmente bien, no sólo hasta que se sienta mejor. En combinación con la terapia cognitiva (terapia hablada), la medicación es el mejor enfoque para superar la depresión.

Administración de insomnio: La relación entre el sueño y la depresión es complicado, pero se reduce a esto: Las personas deprimidas necesitan dormir para recuperarse.

Terminar con la dependencia de drogas o alcohol. Terapia eficaz el abuso de sustancias debe ser parte del plan de tratamiento general.

Los antidepresivos y la prevención del suicidio

Uno de los mayores riesgos de suicidio también implica el uso de antidepresivos, por esta razón es importante que sea un psiquiatra quien medique estos fármacos.

Seguramente muchos psiquiatras han de decir que el “uso los antidepresivos no aumentan el riesgo de suicidio; más bien, que mejoran significativamente la calidad de vida” en algunos casos puede ser cierto, sin embargo existen casos en el que los antidepresivos provocan el suicidio.

En la actualidad existe un Food and Drug Administration (FDA) que ordenó la etiqueta de “recuadro negro” en los fármacos ISRS que advierten sobre el aumento del riesgo de intentos de suicidio en personas menores de 25 años que los toman. La revisión de la FDA concluyó que estos fármacos también tuvieron un efecto significativo en la prevención de los suicidios de adultos. Sin embargo, un reciente estudio de la revisión de una gran cantidad de datos sobre los antidepresivos ISRS mostró que estos medicamentos tienen un fuerte efecto protector contra el suicidio en los adultos, aunque sí confirmó el aumento del riesgo de intentos de suicidio en los adolescentes.

Compártelo y mira lo que sucede!