10 requisitos para ser terapeuta

terapeuta

Para poder ejercer una profesión se necesitan requisitos (teóricos y prácticos) que posteriormente se ven reflejados en la práctica. De igual manera sucede en psicología. Todo aquel que quiera ser psicólogo o pretenda desarrollarse como terapeuta debe llenar algunos requisitos previos a optar por estudiar esta profesión.

A continuación explicare algunos requisitos prácticos que he considerado indispensable, aunque no pretendo decir con esto que si no reúnes uno de los requisitos no puedes estudiar psicología o ser un terapeuta. Al contrario, si puedes estudiar y posteriormente ejercer la profesión de terapeuta aunque es necesario desarrollar cada uno de los requisitos que se mencionan a continuación.

  1. Capacidad de escuchar

Escuchar es uno de los principales instrumentos curativos que utiliza el psicoterapeuta. Las personas inclinadas a convertirse en psicoterapeutas deben tener una tendencia natural a disfrutar oyendo a los demás hablar de sí mismos, aunque esta habilidad también puede mejorar y desarrollarse con una preparación adecuada.

  1. Capacidad de conversar

Aquellos que desean ser terapeutas deben tener presente que las buenas habilidades verbales y la conversación amena van de la mano y que estas son bases de un buen proceso terapéutico.

  1. Empatía y comprensión

Este tipo de personas son capaces de reflejar el significado y la motivación de la conducta, los pensamientos y los sentimientos de sí mismos y los demás. Algunos ya traen innato esta característica, aunque de igual manera se puede desarrollar con una preparación adecuada.

  1. Capacidad de discernimiento emocional

El conocimiento y la aceptación de las propias emociones promueven una actitud natural y genuina que facilita la curación psicoterapéutica de los demás. De igual modo, el trabajo del psicoterapeuta no solo requiere tolerar un amplio rango de emociones, tristeza, ira, alegría, desilusión… sino que puede requerir también su facilitación.

  1. Capacidad de auto negación

La capacidad de abnegación y de negación de las gratificaciones personales resulta beneficiosa para la práctica de la psicoterapia, en el sentido de que la tarea requiere que el terapeuta deje a un lado sus propias necesidades personales y se centre exclusivamente en las necesidades del paciente.

  1. Tolerancia a la ambigüedad

Entendida como la capacidad para soportar lo desconocido, las respuestas parciales y las explicaciones incompletas. Es importante para la práctica de la psicoterapia, ya que muchas situaciones vitales y existenciales no tienen a menudo una respuesta clara. El terapeuta debe tener la capacidad para resistir un cierre prematuro, dar respuestas rápidas o asumir una posición autoritaria ante el estado de confusión y crisis del cliente.

  1. Capacidad de cariño

Las personas que eligen la profesión de psicoterapeuta parecen poseer una actitud de paciencia y cariño hacia los demás, a menudo acompañadas con una actitud no critica que les permite aceptar a las personas como son.

  1. Tolerancia a la intimidad

El deseo de intimidad, contacto y cercanía con otras personas parece ser otra motivación importante de los que eligen esta profesión, que resulta beneficiosa para su práctica, porque el terapeuta eficaz debe ser capaz de tolerar una intimidad profunda durante largos periodos

  1. Confortable con el poder

Aquellos que disfrutan sintiéndose en una posición de poder e influencia pueden sentirse atraídos por la profesión de psicoterapeuta, dado que pueden llegar a tener gran influencia sobre las vidas de sus clientes. Sin embargo, el psicoterapeuta eficaz debe saber evitar la trampa de sentirse omnipotente.

  1. Capacidad de reír

Aquellos que tienen un buen sentido del humor y disfrutan riendo con otros pueden sentirse cómodos en el papel de psicoterapeuta. Esta capacidad de reír es interesante para la práctica de la psicoterapia no solo por la inherente cualidad tragicómica de muchas situaciones de la vida, sino también porque el humor, cuando se expresa en el momento oportuno, tiene ciertas propiedades curativas.

Aunque no tengas las capacidades descritas anteriormente, las mismas se pueden desarrollar con una buena preparación y práctica. Por lo que estas 10 características no son absolutas, más bien son requisitos que considero indispensables para un terapeuta y que por supuesto es necesario desarrollarlas.

Referencia: Feixas, Guillem. M. Teresa Miró “Aproximaciones a la psicoterapia” Una introducción a los tratamientos psicológicos. Editorial Paidós.1993. pág. 21

Compártelo y mira lo que sucede!

6 opiniones en “10 requisitos para ser terapeuta”

  1. Muy agradecida por acceder a su saber y manera de exponer los temas. Palabras que sin duda suscitan a reflexiones internas que me motivan y confrontan para fortalecer mi que hacer como psicóloga.

    Amablemente,

    Laura Villada

  2. Es agradable poder acceder a tanta información, tan interesante, actual, importante, y conocer a través de ella a un humano dedicado a ayudar a otros humanos, y de compartir su experiencia, a sus colegas, GRACIAS.

Comentarios cerrados.