Requisitos para ser un psicólogo escolar

psicologo-escolar

Ser un psicólogo escolar en estos tiempos implica un desafío. Esto no solo por la amplia gama de problemas que acontecen en el ámbito escolar, sino también porque también implica al contexto familiar y social del niño.

De manera que para ser un psicólogo escolar es necesario llevar a cabo una capacitación y metodología que haga énfasis en esta especialidad. Para empezar lo recomendable es estudiar una licenciatura en psicología general, para luego optar por una maestría y doctorado en psicología escolar.

Aunque lo cierto es que una maestría o doctorado no garantiza tener el conocimiento para afrontar todo el tipo de situaciones que se vive en el ámbito escolar, más bien es la experiencia en el campo la que favorece el trabajo del psicólogo escolar.

Los puestos de primer nivel de psicólogo escolar requieren de un título universitario junto con la terminación de un programa de especialización de dos años o de nivel educativo superior, incluyendo un mínimo de 60 horas acreditadas de trabajo de curso, práctica e internado o de una maestría en ciencias o maestría en educación. La mayoría de los psicólogos escolares continúa recibiendo una capacitación inferior al nivel doctoral y diversos estados certifican a los psicólogos escolares no doctorados para consulta independiente a nivel especializado. Sin embargo, el debate acerca de los criterios para evaluar la excelencia de los programas de posgrado de capacitación en psicología educativa aun continúa.

En USA alguien que cuenta con un título de maestría en psicología escolar se puede convertir en psicólogo escolar nacionalmente certificado (NCSP). Para ello, debe completar un programa de maestría en psicología escolar avalado por la National Association of School Psychologists, así como un internado de 1 200 horas, además de aprobar un examen nacional de psicología escolar.

En el año 1996 la APA desarrolló un conjunto de estándares para los programas de posgrado a nivel doctoral para psicología escolar, clínica y de orientación. La adherencia a estos estándares es voluntaria, pero es recomendable para todo aquel que quiera incursionar en el mundo de la psicología educativa. Las instituciones de posgrado pueden invitar a la APA para que ésta envíe un equipo para evaluar sus programas. La acreditación por parte de la APA le brinda credibilidad al programa, facilita que la universidad obtenga fondos federales y es de utilidad para los estudiantes cuando buscan trabajos o certificación. El proceso de acreditación de la APA se enfoca en diversas áreas: elegibilidad, filosofía, objetivos y currículo del programa, recursos del programa, relaciones estudiantes-cuerpo docente, enriquecimiento de la calidad, divulgación pública y relación (es decir, el compromiso del programa con las políticas y procedimientos de la APA). La APA también acredita los programas de internado a nivel doctoral en psicología clínica. Y la NASP acredita los programas de posgrado a nivel de especialización y doctoral en psicología escolar.

Por lo tanto, uno de los requisitos más primordiales para ser psicólogo escolar es estudiar en una casa de estudios que este avalada y certificada por la APA para lograr tener una certificación que tenga peso a la hora de buscar trabajo. Además, los criterios y parámetros de investigación de la APA ayudan al desarrollo de investigación al psicólogo en el ámbito de la psicología educativa.

Referencia: Sattler, Jerome M.
”Evaluación infantil : fundamentos cognitivos” 5a ed. Editorial El Manual Moderno. México. 2010. Pag. 84

Requisitos para ser un psicólogo escolar

Compártelo y mira lo que sucede!