¿Tener sepso sin compromiso puede ser bonito?

Un día me paso por la cabeza la pregunta ¿tener sexo sin compromiso puede ser bonito? Lo que me llevo a una serie de preguntas y respuestas que a continuación detallaré:

Sexo sin compromiso

Sexo sin compromiso puede ser bonito,  pero ¿alguna vez te acostaste con alguien  y al día siguiente cuando despertaste y viste a esa persona a tu lado sentiste algo como orgullo y cariño?

Sexo con gusto de una noche es legal, pero ¿alguna vez has sentido el gusto de un beso bien dado?  Un beso que despierta tus deseos y te hace sentir como si estuvieras aprendiendo algo que la vida aún no te había dado?

Conozco a mucha gente que se acuesta con los números,  con la cantidad, haciendo pruebas y comparando cada una de las personas con las que pasan una noche: pero qué escucho de esas personas? Lo que escucho es que en cada orgasmo se siente un vacío más grande.

Quizás nos estamos volviendo bueno en tener sexo, pero no en conocer y sentir el amor que otra persona puede transmitir. Después de tener una noche de sexo, la gente no sabe lo que es decir: “puedes quedarte aquí, vamos a pedir algo para comer y empezar todo de nuevo”

El sexo es bueno, pero hemos olvidado lo principal,  el vínculo, la conexión,  el punto de equilibrio que hace que nos importe  a alguien tanto como nosotros mismos.

Sexo por sexo es sólo otra de las formas de ego,  un egoísmo que cobra su precio.  Y un día te das cuenta de que lo que deberías llenar se convirtió en un vacío.

Estamos nauseabundos del sexo,  tratamos de cambiar de gente, de caras.  Pero el problema no es repetir a la persona,  sino repetir personas equivocadas,  personas con las que no hemos tenido tiempo de crear vínculos.

Sexo con sabor a una noche puede ser bueno,  pero sexo con gusto de ‘te quiero para siempre’, es el único sexo que un día ha valido realmente la pena. De hecho quizás sea algo abrupto llamarlo “sexo” cuando en realidad es amor.

-Ron Israel

Compártelo con tus amigos