TDAH Análisis y descripción del comportamiento

TDAH

Los niños que padecen el trastorno del TDAH desde muy temprana edad muestran conductas no esperadas en los diferentes periodos del crecimiento, mismas que coinciden con la historia de desarrollo del paciente. A su vez, las conductas habituales por periodos determinados del nacimiento a los cinco años entre los que destacan:

  • El niño con TDAH suele tener dificultad en la adquisición de hábitos de alimentación y sueño, por ejemplo: pueden presentar periodos cortos de sueño
  • Son bebés de temperamento difícil y con baja adaptación
  • Se caracterizan por un alto nivel de actividad, búsqueda constante de atención, rabietas y dificultad para jugar solos
  • Falta de noción de peligro
  • Su forma de interactuar con otros niños puede parecer hostil o agresiva, aunque muchas veces es el reflejo de una impulsividad que les impide medir las consecuencias de lo que van a hacer
  • La entrada a preescolar plantea problemas de manejo para los docentes, puesto que no siguen consignas, molestan e interrumpen a sus compañeros y les es difícil permanecer sentados
  • Sus interacciones sociales son generalmente demandantes, les cuesta trabajo esperar su turno y compartir, a veces son agresivos. Esto último ocasiona el rechazo por parte del grupo de iguales, quienes los aíslan; incluso, los padres de sus compañeros evitan que sus hijos interactúen con ellos fuera del ámbito escolar.

El niño con TDAH en la edad escolar

El ingreso al ámbito escolar el  impone al niño con TDAH una serie de exigencias de atención  y conducta que encuentra difíciles de cumplir entre ellas destaca:

  • La impaciencia motora es notable en clase, debido a que el contexto es más estructurado que en preescolar y las exigencias incluyen permanecer sentado para realizar el trabajo, tal como el resto del grupo, por lo que distrae a otros niños y altera la actividad académica. Ante este panorama, pedir permiso para ir al baño con frecuencia es una manera de conseguir el movimiento que necesita
  • En clase suelen responder sin haber terminado de escuchar las interrogantes o contestan por escrito sin haber leído por completo la pregunta
  • A nivel conductual manifiestan dificultad para seguir las reglas de un juego estructurado, escuchar a otros niños o para esperar su turno; interrumpen y responden de manera agresiva tanto física como verbalmente. La falta de reflexión hace que no piensen en las consecuencias de sus actos y raras veces reconocen sus equivocaciones, por lo que este tipo de niños son rechazados por sus pares
  • Es común que en la infancia tardía o pre adolescencia, debido a las dificultades mencionadas, los niños con TDAH presenten inseguridad y baja autoestima, tanto en la esfera social como en la académica.

Asimismo, debido a la sintomatología que estos niños presentan, es dentro del ámbito escolar donde su conducta se hace más evidente; ya que deben someterse a la disciplina y a tareas intelectuales que implican concentración.

Referencia: Esquivel y Ancona, Fayne. “Psicoterapia infantil con juego “caso 3: Trastorno por déficit de atención. Ediciones Manual Moderno. México, México. Pág. 115

Compártelo con tus amigos