Teoría del apego en el niño

amor-madre-hijo-apego-niño

Sinopsis:
El apego en el niño es un fenómeno que se hace manifiesto cada vez más en nuestra sociedad, el apego en el niño puede ser tanto como beneficiario como perjudicial a las emociones del niño, ya que el apego es sinónimo de un vinculo psíquico o emocional que el niño realiza con el otro.

Desarrollo:


Clasificación del apego
El apego en el niño se clasifica por ser una conducta que ha manifestado ante la separación, y sobre todo, por la actitud que este presenta en el reencuentro, existen cuatro categorías de apego que son las siguientes:

El apego seguro
Este se caracteriza porque aparece ansiedad de separación, y reaseguramiento al volver a encontrarse con el cuidador; este modelo de funcionamiento interno se caracteriza por la confianza en el cuidador.

El apego ansioso-evitativo
Este es interpretado como si el niño no tuviera confianza en la disponibilidad del cuidador, muestra poca ansiedad durante la separación y un claro desinterés en el posterior encuentro con el cuidador.

El apego ansioso-ambivalente
El niño muestra ansiedad de separación, pero no se tranquiliza al reunirse con el cuidador, parece que hace un intento de exagerar el afecto para llamar la atención.

El apego desorganizado y desorientado
Son aquellos niños que no entran dentro de ninguna de las categorías anteriores.

Determinantes de la seguridad del apego
Generalmente se considera que padres con personalidades más sanas tienen más posibilidades de que sus hijos desarrollen un patrón de apego seguro. Los siguientes son algunos conceptos para desarrollar el apego seguro en el niño:

• Cuidados maternales
• Tolerancia a la ansiedad
• Sensibilidad materna

El apego seguro infancia es predictor de una buena interacción entre niño y la figura parental a corto plazo. El apego inseguro hace que los niños tengan ideas negativas de sí mismos y que sean más reacios a admitir sus limitaciones.

Apego y psicopatología
Existen dos periodos de aparición de la psicopatología estos dos son:

A) infancia y adolescencia
El apego inseguro en infancia hace que el niño se deprima, que tenga dificultades interpersonales y un comportamiento hostil en la adolescencia.

B) edad adulta
Las personas con apego seguro muestran menos hostilidad y mejor habilidad en la relación con los otros.

La desorganización del apego
Este tipo de apego aparece con frecuencia en niños cuyos cuidadores inspiran miedo, por lo que se enfrentan a la situación paradójica de necesitar protección de las figuras que a su vez provoca circunstancias atemorizantes.

Un niño con apego desorganizado tiene altos niveles de cortisol salival, el cortisol se segrega en mayor proporción en situaciones de estrés, y puede dañar el hipotálamo.

El apego desorganizado tiene una estrecha relación con agresión infantil, la disociación y las relaciones violentas.

Desde la niñez hasta la vida adulta
Los niños son seres en desarrollo, es decir que tienen una personalidad de desarrollo. En el niño se establecen las bases de la personalidad para su adolescencia y adultez.

A diferencia del adulto que ya tiene una personalidad establecida o estructurada, el aprendizaje en el niño es más flexible por ello mismo es el apegó en el niño es de suma importancia para el desarrollo de su personalidad.

Cuando el apego del niño es inadecuado se suelen crear patrones conductuales y cognitivos rígidos en el adolescente y adulto.

Quizás la diferencia entre el niño y el adulto respecto al apego es que:
El niño es susceptible al cambio y el adulto no, para un adulto es difícil modificar los patrones conductuales que tiene pero para un niño es fácil.

El niño canaliza su estado emocional mediante sus actitudes u objetos, también puede simbolizar sus emociones mediante el juego. El adulto verbaliza y elabora los conflictos, cuando digo verbaliza me refiero a que saca lo inconsciente de si mediante terapia y lo elabora de una manera consciente para resolver los conflictos o problemas que tiene.

En conclusión, la calidad de apego que se establece o el vínculo que se establece con el niño, sea correcto o incorrecto desarrollará la personalidad del niño en aquel ambiente en el que se desenvuelve, por ello es determinante saber cual es la manera correcta de poder educar a un niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *