Tom el niño con Problemas de Percepción Prt 1

percepcion-aprendizaje-prueba
Sinopsis: 

Tom, un chico de 10 años, actualmente cursaba el quinto año de primaria, Tom era el típico niño que siempre buscaba los últimos lugares cada vez que iniciaba el año escolar.
Al parecer a Tom no le agradaba la idea de participar en clase, así que prefería sentarse en los últimos lugares para que la maestra no le preguntara nada.
Después del primer bimestre, las notas escolares de Tom no llenaban las expectativas de sus padres. Así que se dirigieron a la maestra para cerciorarse de esta situación, sin embargo la maestra se excusó que Tom era el único chico de la clase que llevaba una mala nota, entonces menciono que no podía hacer más de lo que ya estaba realizando. Al ver la actitud de la maestra el padre de Tom, enfurecido le dijo a la maestra que era una mediocre, que ella no debía de ser maestra, que el estado malgastaba un sueldo en ella. Eso molesto a la maestra y no se llegó a un acuerdo.

Para aquel entonces, Tom no sabía lo ocurrido y seguía en la escuela como si nada hubiese pasado. Sin embargo, la maestra empezó a ver a Tom de manera diferente a los demás y al ver que era el último de la fila, lo invito a que pasara al frente, de alguna manera la maestra se hizo de un espacio e invito a Tom a que se sentara al frente. Al chico no le agradaba la idea, sabía que era como una oveja que iba directo al matadero.
No duro mucho el presentimiento de Tom, y al siguiente día, la maestra dibujaba un pastel en la pizarra, y poniendo la mirada sobre Tom, le dijo:
Maestra: Tom, hazme una fracción de 1/10 dibujando un pastel como el que dibuje.
Tom: sin más que decir, asintió con la cabeza. Y se dirigió hacia la pizarra, Tom estaba muy nervioso. Justo antes de llegar a la pizarra la maestra le dice:
Maestra: Tom, si yo tengo 1 pastel y tengo que repartirlo entre 10 personas, en cuantos pedazos se divide el pastel?
Tom: contesta en uno porque le toca un pedazo a cada uno. En respuesta la maestra piensa y dice dentro de sí, este chico nunca va a aprender. Y al instante le dijo, ve a la pizarra y dibuja el pastel y haz la fracción.
Al estar en la pizarra, Tom no sabía qué hacer, pensaba, como iba a partir un pastel si nunca antes lo he hecho, pero esto no detuvo a Tom, empezó a dibujar el pastel en la pizarra, obviamente el dibujo del pastel no era una obra de arte, así que se esmeró tanto en hacer aquel pastel, que le llevo 10 minutos solo para dibujar el pastel, para ese entonces a la maestra ya se le había agotado la paciencia, así que le dijo a Tom en tono fuerte Déjalo!! Así está bien,
Tom le dijo: ya estoy por terminar
Maestra: Que lo dejes!!!
Tom desilusionado, deja el yeso en el escritorio de la maestra y se dirige a su pupitre.
Al instante, la maestra se levanta y se dirige a la pizarra, agarra la almohadilla y bruscamente borra el pastel que con mucho esmero realizo Tom.

Luego, la maestra le dice a Tom, así se hace un pastel!!
ella dibuja un pastel y hace la fracción. “enseña a los niños” a cómo hacer una fracción.

Al ver esto, Tom piensa dentro de sí, soy un inútil, no pude hacer un pastel ;(


Desarrollo: 
Siempre lo he dicho y no me cansare de repetirlo, un dibujo de un niño independientemente de quien lo haga y como lo haga, para mi es una obra de arte, porque en ella, el niño refleja quien es en realidad, Yo no tendría el valor de borrar un dibujo que un niño halla hecho, porque borrar un dibujo de un niño es quitarle el valor que él tiene, quitarle sus sueños y quitarle los deseos de vivir, pero esto solamente lo comprendes cuando llegas a conocer el corazón de un niño.

percepcion-niño-deficiencia

Porque a Tom se le dificultaba dibujar un pastel? 
Había algo que los padres y la maestra de Tom, no sabían, y era que Tom tenía problemas de percepción, claro el prefería no decirlo por vergüenza del que dirán sus amigos.

Psicopatología de la Percepción: 
Yo lo llamo psicopatología, porque una alteración perceptiva puede afectar el estado mental de un niño. Para mí, la percepción, juega uno de los papeles más importantes en la estima del niño, ya que a través de la misma el niño logra interpretar y comprender la información captada por los demás sentidos.
Como podemos apreciar, la estima de Tom estaba afectada por causa de una deficiencia perceptiva.

Las deficiencias perceptivas han sido dividas en dos grupos que son:
• Trastornos de la percepción
• Trastornos visoespaciales

Se dividen en estas dos por las dos vías neuroanatomicas en que se basa la percepción. La vía ventral o también denominada vía del qué, necesaria para el reconocimiento de objetos y la vía dorsal o del dónde, que nos permite apreciar la localización y la relación espacial entre objetos.

Dificultades visoespaciales 

Estas dificultades pueden afectar a la localización visual de objetos, búsqueda visual, rastreo visual y a un conjunto de habilidades visoperceptivas o visoconstructivas. Los principales problemas del procesamiento espacial son:
– Alteraciones en la localización: Los desórdenes en la localización visual se denominan desorientación visual y cuando esto sucede los niños son incapaces de indicar, el objeto más cercano o el más lejano, el que está más a la derecha; también les supone un gran esfuerzo señalar un estímulo con el dedo o seguir un objeto en movimiento.
– Alteraciones en el análisis espacial: el análisis espacial está implicado en tareas más complejas, y sus alteraciones producen dificultades en la organización espacial de la escritura, en la copia de patrones, el dibujo, etc.

Dificultades visoperceptivas 

La agnosia hace referencia a una alteración en la capacidad para reconocer estímulos familiares y atribuirles significado. Esta alteración no se debe a déficit sensorial, si no que está causada por lesión en las áreas asociativas del córtex cerebral. Los trastornos perceptivos más frecuentes serían:

Agnosia aperceptiva: En esta el niño tiene dificultades para tener una representación estructurada de un objeto. Habitualmente se queja de ver mal y le es necesario girar alrededor del objeto para intentar reconocerlo. Un niño con este tipo de agnosia es incapaz de dibujar el objeto o de emparejar objetos o imágenes idénticas.

Agnosia asociativa: en este caso el niño puede acceder a la representación del objeto pudiéndolo dibujar o emparejar, pero no conoce su significación. Es decir, hace algo en clase solo porque se lo dicen, no porque en realidad sabe lo que está haciendo. Es incapaz de indicar el uso o asociarlo a otros objetos o imágenes en función de un vínculo semántico.
Agnosias del color: Expresa la imposibilidad de nombrar los colores cuando éstos están correctamente emparejados entre sí y debidamente aplicados a los objetos.

Prosopagnosia ó agnosia para las caras: La persona no reconoce a las personas por su rostro, incluso las más conocidas le parecen extrañas.

Agnosias del esquema corporal se pueden desarrollar en: 

Autotopagnosia: Hace referencia a los trastornos del reconocimiento del propio cuerpo
Agnosia digital: Es la incapacidad para reconocer el nombre de los dedos.
Desorientación derecha-izquierda: La desorientación derecha-izquierda puede ocurrir en dos planos, el personal y el extrapersonal.
En la desorientación personal, el niño no es capaz de determinar qué partes de su propio cuerpo están en el lado derecho y cuáles pertenecen al izquierdo.
En la desorientación extrapersonal, también denominada en espejo, se reconoce la orientación en el propio cuerpo pero no es capaz de determinarla en otras personas y objetos externos.

En la parte 2 describiré cuál de estos problemas perceptivos descritos anteriormente, era el que afectaba a Tom y también describiré la manera en que se evidencio esta deficiencia mediante un test psicométrico. Sin más que decir, gracias por leer esta parte y esperar la segunda

La parte 2 del Tom se encuentra aca 🙂

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.