Trastornos del Sueño en niños

Trastornos del- Sueño- en -niños

Sinopsis:
Los problemas del sueño son comunes durante la infancia. Son pocos los niños que crecen sin experimentarlos. La variedad de problemas es inmensa. A algunos niños les resulta difícil acostarse cuando llega la hora, otros se duermen enseguida pero se despiertan muchas veces durante la noche. Hay niños que duermen bien, pero se despiertan al amanecer, dispuestos a empezar el día. Las pesadillas y los temores nocturnos son fenómenos universales. El sueño puede verse afectado por cólicos, comidas nocturnas o enfermedades.

La finalidad del sueño en sí, es permitir el reposo del cuerpo y por ende la restauración de las funciones vitales y energéticas. Por ello mismo digo que si no se duerme lo suficiente en el caso del adulto y niño, esto suele afectar la estabilidad emocional de la persona.

El sueño se divide en dos facetas que son:


Estado de reposo:

Su objetivo es mantener el cuerpo en reposo para que este restaure todas las energías que se utilizaron durante el dia.
Estado activo:
Este estado está relacionado con la presencia de imágenes y pensamientos turbulentos o placenteros. Es decir, que aunque estemos durmiendo, nuestro cerebro aun sigue trabajando.


El proceso de Sueño:
El sueño supone una ruptura con el mundo exterior. En la actividad somática existen dos cambios fisiológicos que son signos premonitorios de que un organismo va a dormirse: los músculos que sostiene el cuerpo se relajan y el organismo tiende a caerse, y se presenta una marcada tendencia a que los ojos se cierren.
Por lo tanto se eliminan la mayoría de impulsos aferentes o provenientes del exterior que mantienen al organismo despierto.


Fases del sueño
Fase REM: característica en la cual el cerebro está muy activo, el tronco cerebral bloquea las neuronas motrices de manera que no nos podemos mover. Ésta es la fase donde soñamos y captamos gran cantidad de información de nuestro entorno debido a la alta actividad cerebral que tenemos.


Fase NO REM:
Etapa 1 (Adormecimiento): es un estado de somnolencia que dura unos minutos. Es la transición entre la vigilia y el sueño. Se pueden dar alucinaciones tanto en la entrada como en la salida de esta fase.

Síntomas:
• Disminución del nivel de vigilancia y de la capacidad de discriminación sensorial.
• Disminución de la atención
• Desinterés progresivo, bostezos, pesadez de párpados y sequedad ocular.
En esta fase es normal que se produzcan imágenes visuales o auditivas, que no existen, pero que pueden parecer reales, y movimientos musculares involuntarios.
A partir de los 5 o 6 años, durante el sueño se establecen las fases mencionadas anteriormente, en el niño pequeño, el sueño tiene unas características distintas.

Etapa 2 (Sueño ligero): Disminuyen tanto el ritmo cardíaco como el respiratorio. Sufrimos variaciones en el tráfico cerebral, períodos de calma y súbita actividad.
Etapa 3: Fase de transición hacia el sueño profundo. Pasamos unos 2 – 3 minutos aproximadamente en esta fase.
Etapa 4 (Sueño Delta): Fase de sueño lento, las ondas cerebrales en esta fase son amplias y lentas así como el ritmo respiratorio. Cuesta mucho despertarnos estando en esta fase que dura unos 20 minutos aproximadamente.

El sueño y los niños de edad escolar
Los niños que tienen entre 6 y 10 años focalizan su atención en la competencia y la productividad como individuos y como miembros de una familia, una escuela y una comunidad. A esa edad la autoestima es muy importante. Un niño de esta edad está interesado en su cuerpo.
La infancia media aporta avances importantes en la capacidad de un niño para pensar y hacer juicios morales.
El niño duerme entre 10 y 11 horas por noche, pero el horario depende ahora de sus actividades escolares.

Perturbaciones del sueño
Insomnio


Se trata de una perturbación que se caracteriza por una deficiente cantidad o calidad del sueño. El insomnio es un problema común en los niños de edad escolar. Puede aparecer solo o en combinación con otros problemas del sueño, como hablar o andar dormido y los temores nocturnos.

El malestar subjetivo del insomne se acompaña habitualmente de ansiedad, nerviosismo, apatía, estados animo depresivo y eventualmente fatiga.

Desde el punto de vista clínico, se han establecido tres tipos en función de la fase del sueño a que afectan.
Insomnio de la primera hora: Supone una dificultad en quedarse dormido, y es el tipo más frecuente. Las modificaciones en el ambiente físico o en el horario también influyen en este tipo de insomnio.
Insomnio de carácter transitorio: Se presentan cuando el organismo, inmerso durante el día en excitaciones superiores a las habituales, no puede liquidarlas en un tiempo normal, lo que le impide conciliar el sueño con la rapidez acostumbrada. Estas excitaciones inoportunas actúan a la manera de esos juegos ruidosos que se les permite a veces a los niños por la noche, cuando debieran dormirse, y que los ponen en un estado de excitación tal que ya no pueden conciliar el sueño.

Insomnio intermedio: Se refiere a las interrupciones del sueño de forma espontánea, o bien provocadas por estímulos externos.
Insomnio de segunda hora: Afecta a quien se despierta pasada la mitad de la noche, o algunas horas antes de lo habitual y ya no puede volver a conciliar el sueño.

Causas del insomnio en los niños.
Un niño que se preocupa excesivamente corre el riesgo de sufrir insomnio. Las preocupaciones adquieren importancia de noche, cuando las actividades diurnas ya no ocupan la mente.
La escuela suele ser el foco de las preocupaciones del niño. Al que no tiene un desempeño escolar bueno puede preocuparle sentirse humillado en clae si no entiende el trabajo.

También puede sentir el dolor de decepcionar o enojar a los padres. Puede sentirse presionado, además, por el trabajo compensatorio que le exigen los padres o los maestros. Los niveles de presión suelen ser especialmente altos las noches del domingo, antes del comienzo de la semana escolar, y las noches previas a pruebas importantes.

La depresión puede hacer que el niño tenga dificultades para iniciar el sueño. Además de los problemas del sueño, los síntomas de la depresión infantil incluyen poco apetito, perdida de energía, alejamiento de los amigos, y las actividades, menor capacidad de concentración, problemas en la escuela y sentimiento de inutilidad y tristeza.

La muerte es una preocupación importante para el niño de edad escolar y preescolar.
Otros desencadenantes del insomnio son las transiciones, como los cambios en la constelación familiar por causa de divorcios o nuevos matrimonios, los traslados a una nueva casa o un cambio de escuela.
La medicación también puede ser causa de insomnio: medicamentos estimulantes, las preparaciones de teofilina, y el fenobarbital.

Existe una amplia gama de trastornos del sueño relacionado con niños, sin embargo desarrollare en otros post posteriores cada uno de estos trastornos de manera individual para poder ampliar sobre cada una.

Compártelo y mira lo que sucede!

2 opiniones en “Trastornos del Sueño en niños”

  1. Hola, mi hijo de 6 años durante se sueño mueve mucho los pies y manos y dice cosas que no le entiendo pero las dice angustiado. Gracias por su ayuda.

Comentarios cerrados.