Tratamiento de niños y adolescentes diagnosticados de esquizofrenia

Tratamiento de niños y adolescentes diagnosticados de esquizofrenia

El tratamiento en relación con el diagnóstico de la esquizofrenia en niños y adolescentes se refiere a la naturaleza de las pruebas psicológicas que evalúan la prevalencia de síntomas de esquizofrenia en un niño o adolescente. Estas pruebas concretas, que dependen de la entrevista y del auto-informe, ambas se describen como potencialmente útil en la formulación de un diagnóstico de esquizofrenia por un psiquiatra y/o psicólogo calificado.

En realidad, existen diferentes tipos de tratamiento para ayudar al niño y/o adolescente a lidiar con un diagnóstico de esquizofrenia. Estas vías de tratamiento pueden incluir la medicación de fármacos, terapia individual, intervención de comportamiento, tales como una economía de fichas, y la terapia familiar, pero claro cada tipo de tratamiento dependerá en las necesidades y/o gravedad del paciente.

Lo cierto es que a muchos padres no les agrada la idea de medicar a sus hijos y tiene razones para ello, la medicación, sin embargo, puede ser un factor muy importante en las estrategias de tratamiento.

Los antipsicóticos anteriores eran denominados “sedantes” por los efectos secundarios que desarrollaban luego de su aplicación. Sin embargo, los antidepresivos prescritos pueden ayudar al niño o adolescente. Por esta razón, el uso de fármacos debe ser considerado como tratamiento para niños y adolescentes que manifiestan síntomas esquizofrénicos.

Lo cierto es que si un terapeuta infantil trata a un niño, puede tener más éxito en la disminución de los síntomas evidentes de la esquizofrenia. Un terapeuta puede ser cálido y distante, de manera simultánea. Si bien estas dos características pueden parecer dicotómicas, pero pueden ser combinados por un terapeuta para que la terapia no pierda su objetividad.

El elemento de desapego emocional en un terapeuta es crucial para ambas partes (terapeuta-paciente). Como terapeuta uno puede ver que los padres e hijos pueden carecer de desapego de sí a tal punto que generan sentimientos negativos (fricciones) entre ambos. Por eso mismo, la terapia individual puede ser crucial para el hijo y/o adolescente.

Tipo de tratamiento mediante terapia

Una intervención terapéutica puede basarse en los principios del conductismo a través de la economía de fichas. Una economía de fichas puede ser descrita como un sistema de refuerzo positivo y negativo por el cual un niño puede ganar y perder privilegios como resultado de su comportamiento. Esto significa que el niño entra esencialmente en un contrato con el facilitador de la economía de fichas, que probablemente sería su padre. El contrato entre el niño y su padre especificaría lo que el niño puede ganar o perder privilegios, contingentes de si hizo su tarea, por ejemplo: el niño puede ganar de una hora de jugar juegos de video. Aunque es posible que la economía de fichas fracase si se aplica mal, en este artículo explico ¿Por qué la economía de fichas no funciona?

Otro tipo de tratamiento eficaz es la terapia familiar, claro en el tratamiento de la esquizofrenia infantil o adolescente. Es evidente que, por medio de la terapia familiar, el niño o adolescente esquizofrénico sentirá más apoyo de parte de sus padres en cuanto a la preocupación que demuestran en reunir en un esfuerzo para ayudarlo. Por otra parte, la familia puede ser guiada y supervisada (si puedo llamarle así) por el terapeuta de tal manera que los miembros de la familia pueden expresar sus sentimientos acerca de las cuestiones relacionadas con el impacto del diagnóstico sobre la familia sin enojar a otros miembros de la familia. Por último, el terapeuta será capaz de normalizar la experiencia de los miembros de la familia, aclarando así sus expectativas sobre la vida con el diagnóstico del niño o adolescente.

El diagnóstico de la esquizofrenia en relación con un niño o adolescente es increíblemente difícil para toda la familia. De hecho, nadie espera tener un hijo esquizofrénico. La ira, la tristeza y el dolor asociado con este diagnóstico son extremas. Sin embargo, los padres deben tener en cuenta que su hijo puede sentir esta rabia y la tristeza y el dolor más agudamente que ellos. Así que si la familia mantiene un apoyo hacia su hijo con esquizofrenia se presentaran mejoras en menor tiempo.

Referencia: BrainBlogger

Compártelo y mira lo que sucede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.