Porque rechazar el uso de fármacos en niños autistas

autistas

Sinopsis:

El National Institute for Health and Care Excellence (NICE) ha prohibido la utilización y manejo de fármacos en niños autistas, esta declaración la realizaron explicando que las intervenciones y abordajes que necesitan los niños autistas no dependen de los fármacos, más bien explica que la intervención psicosocial aporta gran beneficio a niños autistas y que por lo tanto esta debe de ser la primera línea de intervención en niños autistas.

Los estándares de calidad por parte del NICE cumplen las expectativas anteriores y son aplicados en los centros de salud y cuidados del Reino Unido en donde se brinda atención psicoterapéutica para niños, adolescentes y adultos autistas. Con estos estándares se pretende establecer indicadores de manera cuántica que permitan ofrecer las mejoras en pacientes autistas.

Desarrollo:
Según el NICE los estándares de calidad son ocho indicadores que en teoría deberían de aportar una calidad de vida mediante el tratamiento a los pacientes. Estos indicadores para la evaluación de niños autistas son los siguientes:

1. El autismo debe de ser tratado por un profesional especializado en el tema

El NICE recomienda para a todos aquellos pacientes con síntomas de autismo, ser tratados explícitamente por un equipo de expertos en el tema (psicólogos, psiquiatras) que brinden credibilidad en el diagnóstico. Es importante mencionar que previo a realizar el diagnostico de un niño con autismo se pasaran tres meses en el proceso diagnóstico.

2. El autismo puede confundirse con otros trastornos asociados

Previo al diagnóstico del autismo es necesario descartar otros posibles trastornos asociados al mismo. El problema de no diagnosticar a un niño autista de manera correcta afecta no solo al niño sino a los familiares, aun peor cuando se diagnostica a un niño con autismo cuando en realidad puede ser un trastorno asociado.

Como mencione anteriormente, el autismo puede confundirse con trastornos asociados tales como: el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (THDA), trastornos de ansiedad y depresión. Por lo tanto, un diagnóstico equivocado puede afectar drásticamente al niño en sí y a familiares cercanos.

En consecuencia, la segunda norma de calidad del NICE establece que todos los pacientes con autismo deben ser evaluados también sobre la coexistencia de estos otros problemas de salud física y mental.

3. Tratamiento profesional de niños autistas

Es importante destacar que cada niño autista debe de ser tratado por un solo profesional asignado que ordene el tipo de atención y tratamiento para el niño, a tal punto de personalizar el tratamiento para cada paciente.

4. Informar al niño autista acerca de su situación

La manera en que el niño se vé a sí mismo es importante, por lo que es necesario brindar información acerca del autismo al niño y explicarle del porque le suceden las posibles dificultades.

El niño autista debe de conocer los beneficios que obtendrá de los programas y/o tratamiento de intervención psicosocial que se brindara con el objetivo de mejorar los síntomas centrales asociados al espectro autista.

5. No se debe administrar fármacos para el tratamiento del autismo

Según el NICE los fármacos han demostrado ser ineficientes para tratar los síntomas que presenta el autismo y por consecuencia supone un riesgo significativo para la salud de quien recibe el tratamiento.

6. Principios diagnósticos del autismo

Todo niño, adolescente y adulto que presente algún problema o dificultad en la conducta debe de ser evaluado minuciosamente para identificar los posibles trastornos que estén asociados al autismo. En la evaluación se debe de hacer énfasis en los problemas de salud física, mental y factores ambientales que influyen en el individuo.

7. Terminantemente prohibido brindar medicación antipsicótica

Según el NICE la medicación antipsicótica en niños autistas puede afectar gravemente la conducta, esta fue la razón primordial por la que se prefirió establecer intervenciones psicosociales en vez de intervención farmacológica. Los antipsicóticos de alguna manera afectan los estados de salud físico, emocional, psicológico y contextual del paciente autista.

Por lo tanto, reitero en que la primer intervención para los problemas de conducta en personas con autismo, corresponden a intervenciones psicosociales que permitan mejorar el comportamiento de pacientes autistas.

Compártelo con tus amigos